5 mitos del botox que debes tener en cuenta antes de un tratamiento

l botox o toxina botulínica tipo A es uno de los mejores aliados para el rejuvenecimiento facial utilizado con eficacia desde hace mas de veinte años más desde hace diez años ha sido un tema polémico en cuanto a sus riesgos, efectividad y efectos secundarios.

Son muchos los miedos con respecto a la aplicación y utilización de la toxina botulínica más hoy desmentiremos doce de los mas comunes.

1. El botox crea adicción

Esta afirmación no es correcta, la toxina botulínica o botox es completamente inócuo y seguro más el problema está cuando el paciente al ver que las arrugas aparecen de nuevo abusa de las sesiones generando problemas estéticos que a veces son irreversibles.

La  percepción de nuestra imagen va mas allá del físico, cuerpo va de la mano de la mente, si tenemos una distorsión de nuestra imagen por mas tratamientos que nos apliquemos el resultado será el mismo.

2. Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo

El botox es seguro tanto para tratamientos estéticos como para el tratamiento de espasmos musculares. La única contraindicación es el estado actual de la piel del paciente y las zonas en las que se realice el tratamiento, en este caso es cuando se puede alterar las facciones del paciente o infectar la zona tratada.

3. Hay una restricción de edad para su uso

No. La única recomendación es que el paciente sea mayor de edad y que el tratamiento esté justificado y avalado con un diagnóstico previo de un equipo multidisciplinario (psicólogo, cirujano plástico y dermatólogo) El botox es ampliamente  utilizado en medicina desde tratamientos estéticos hasta terapia del dolor.

4. Si se suspende su uso aparecen arrugas mas profundas o el músculo pierde elasticidad.

Existe una leyenda urbana con el botox que cuando se suspende su uso la piel del paciente se degenera a un paso acelerado hasta el punto de perder su elasticidad y la formación de nuevas arrugas aún mas profundas que las primeras por las cuales se busco en un principio el tratamiento con toxina botulínica. Esto es completamente falso, un paciente puede ser tratado durante quince años con botox y si descontinúa su tratamiento lo único que ocurre es que la piel vuelve a su estado inicial.

5. Cualquier persona puede aplicarse botox

Cierto. Tanto hombres como mujeres pueden aplicarse toxina botulínica. La única contraindicación son personas que están en un tratamiento médico invasivo o mujeres embarazadas.

Si estás interesad@ en una valoración gratuita del Botox nosotros te sugerimos una clínica segura y certificada.  has click aqui